(des) organizado

22 oct. 2011

::: y llegó el fin de semana (por fin) :::








































no hay momento baño que se diferencie en pro a ubicación geográfica distinta para N.
al agua patos es (y será) al agua patos.
hay pequeños rituales que marcan la difrencia entre una simple ducha o dejar al remojo su menudo cuerpo.
la que escribe, que soy yo, se divierte horrores tomando instantáneas de "ahora (en)fadada" click, "ahora (con)tenta" click "ahora cierra la pue(r)ta" click. bye. "no, ahora me (es)condo, ¿donde esta mamà?" aquí y aprovecho y le doy al click.

hoy es sábado, por lo que ayer fue viernes.
dejé a N llorando sin ganas de brazos amorosos Arlette a las 7.50 am. 
pasaron las horas (tic,tac,tic,tac)
fui a buscarla después de parada estratégica en el supermercado y meter en el carrito de mano todo aquello que contenga leche y pueda sustituir a las pachas que no toma, a esos biberones ex-adictivos que ya dice no quiere.
Al llegar me encontré a una N disfrazada.
NO, no esta disfrazada, dijo Arlette, es que las medias de algodón que llevaba le daban calor y le puse esos pantalones rosas de tela (enormes) 
logré sobrevivir a momento sin igual (cámara de fotos olvidada en la mesa del comedor de casa) y la monté en el coche camino de casa.
Una vez llegamos N volvió a repetir con puzzle Dora y pensé que quizás un juguete más le daría opciones lucrativas momento post- día laboral-en inglés-en árabe-en horizonte palestino-israelí.
La tomé en brazos y nos fuimos a la tienda de juguetes Dora-land "repite conmigo Nikita, solo puedes elegir uno, que es lo que más echas de menos de toooodos los juguetes que tenías en Madrid?"
eLLa que lo piensa y dice "carrito para llevar a Iñaki, cocinita para cocinar a mamá"
una vez dentro los ojos le hicieron chiribitas muy a lo mudus N contemplativa.
entre 3 cocinitas y los cientocincuentamil carritos de todos los tamaños, colores y formas posibles lleva un Iñaki que no tenemos (google map lo ubica en Madrid), la que escribe esperó paciente, prueba complicada hasta para mí.
su decisión llegó insólitamente rápida, ESTA cocinita dijo. ESTA cocinita nos llevamos. ¿la quiere para regalo? no gracias.

Y sucedió, llamada maravillosa a las 6pm de tía Xana "mañana nos vamos a la playa? pronóstico metereológico de 30º C!!!!!. Nos apuntamos N? siiiiiiiiiiii playa, playa, playa!!!!! A las 9pm en tu casa, listo!

comimos macarrones que cocinó por primera vez la que escribe.
dijo: "no tengo hambre"
contesté: "listen and repeat mañana playa, mañana playa, mañana PLAYA!
dijo: "vale, uno" y se lo comió.
contesté: "venga, un más"
dijo: "no, 5 más y ya" y se comió veinte.

Y habló con su abu Elena en su casa nueva por skype. Le enseñó cocinita, se escondió debajo de la mesa y la mandó todos esos besos que guardaba en el dobladillo de su falda desde ayer.

Son las 7am del Sábado. N ve dibujos happy heart en la TV de mayores en inglés. 
Día soleado. 
Me tomo el segundo café. 
Mis amigos preguntan dónde saco el tiempo para escribir a N todos los días. 
Mi lado occipital sabe la respuesta, no hay nada como poder hablar con eLLa sabiendo que mi amnesia temporal no podría retener todas estas experiencias, que el día pueda leer encuentre este libro de vida poco convencional escrito en segunda persona por su madre, entendiendo quizás mejor así quien es esta mujer de aires alocados, de donde viene la pequeña N y quizás, (cruzando mucho los dedos), le ayude un poco más a definir, entre todas las posibilidades, entre todos los caminos, entre todas las opciones que encontrará, cual desea, con la verdad por delante, tomar.