(des) organizado

19 oct. 2011

::: du du Dora en Beit Hanina :::




































es imposible, pensé, esa no puede ser Dora.
Ni esa (formato globo). No, esa tampoco (formato muñeca). Ni esa (formato Dvd).

en cuestión de segundos, la que escribe (en el barrio árabe por excelencia) conquistaba la tierra prometida de "Dora-land", en el pasillo principal de una tienda de juguetes pegada al supermercado JAFAR. 

ok Lau, focus, busca la sillita de coche homologada muy a lo EU, y sal corriendo de aquí. 
el propietario de Dora-land pasó los siguientes 30 minutos explicándome en un inglés con acento divertido, las normas de circulación del país:
  • para hijas de 3 años, no importa su peso, se necesita una silla con respaldo y tirantes.
  • para hijas que hayan cumplido ya los 4 años, le quita la parte del respaldo y se queda con el elevador, le pasa el cinturón de seguridad por aquí y listo.
¿usted que tiene?
tengo hija de 3 años
entonces usted necesita el equipo al completo.
no se hable más, me lo llevo.


una vez en la caja claudiqué y le compré a N un puzzle Dora y un cuaderno para colorear Mickey Mouse (por aquello de ser neutral, no te lo tomes a mal). 
al llegar a casa monté el cuarto de Nikita (cama de mayores), limpié cristales, suelo, cocina y WC, abrí la puerta al señor "yo instalo antenas para que usted vea la TV" ajá, entendí, "instale lo que quiera pero por favor evite canales donde salga Dora la exploradora". Y sucedió, a los segundos me arrepentí, mi lado occipital activó mi sentido común, una madre no puede pretender llegar un día y que Dora no se haya instalado (más bien acampado a sus anchas) en la vida de los niños (y niñas, mamá) del Middle East. "disculpe?, oiga? lo que le dije antes? olvídelo, queremos a Dora, si la encuentra me la grabe en favoritos, por favor". 

A las 4.15pm estaba en casa de Arlette, me pidió no hiciera ruido y me llevó donde estaba N, sentada al lado de Hanna, el haciendo sus deberes del cole, eLLa pintando, pegada a el, silla con silla, muy concentrada en su lado de la mesa de la cocina. 
Nos reimos, mucho, una Arlette mujer divina, una mamá que por fín respiraba tranquila.
Hanna tiene 5 años, llegó al mediodía del cole (a eso de las 12) y desde entonces, dijo Arlette, han estado jugando sin parar, Hanna le habla en árabe, Nikita repite cada palabra que el dice y le contesta en español (pues parece ser que nikita no habla ni papa de inglés ¿increible, cierto? después de año y medio... este tiempo en territorios no hispano parlantes serán perfectos para eLLa). Es muy cariñosa e inteligente, tiene una hija maravillosa.

Cogimos el patín azul, el casco azul, los dibujos que hizo (pegados ya en la nevera) y nos fuimos patinando a casa, lo que era un paseo de 5 minutos andando se convirtió en 15 minutos modus deslizando. Su cara de sorpresa al ver Dora puzzle, su no hago caso a Mickey Mouse, su abro caja-saco piezas- monto puzzle en un abrir y cerrar los ojos. Mi cara de felicidad ante puzzle sorpresa Dora, mi ya le harás caso a cuaderno Mickey, mi miro/observo su destreza, mi pensamiento ingenuo "este puzzle le durará la semana entera" quedó absoleto y pasé al plan B "puzzles de más de 3 años los domina, hay que comprarlos con piezas pequeñas Lau, con piezas pequeñas..."

Le puse peli de "Monsters" y calló rendida, después de tortilla, después de leche nueva de bote "no me gusta", después de mimos en hora punta, se durmió, en el sofá de casa, eran las 6.00pm. Y llegó Amit, a las 8pm, dos horas tarde, trajo en una bolsa cojín Bob Esponja regalo bienvenida. Y debió sentirle, salió de la cama de mayores y cual zombie vino al sofá, me dijo "cama mamá", retomé sus pasos, la acosté, durmió hasta hoy, las 6am.

Nos vamos al chequeo médico, a sacar fotos a N, en busca de su stay permit.