(des) organizado

31 jul. 2013

Querida A.C.Z






Hace unas semanas recibí este mail 
que
me movió el piso
me cortó el habla
me dejó descolocada

Y sucedió
que hoy
lo subo acá 
para leerlo una y otra vez
los días en que las cosas vayan re-mal


Querida A.C.Z
gracias por hacerme sentir una mujer plena.


Hola Laura,

Soy una lectora de "N de Nikita" desde hace bastante tiempo. Supe de ti y de Nikita cuando te escuché en la radio, creo que en el programa "La ventana" con Carles Francino. Me resultó muy interesante lo que contaste y cuando hablasteis del blog lo busqué y hasta ahora!
Bueno en realidad no! Lo estuve visitando durante un tiempo, después no sé porqué lo dejé. Hasta que un día en el metro,en Madrid, no recuerdo la parada, esperando en el andén se colocaron a mi lado una madre con su hija. La madre joven, delgada, castaña,  y la niña rubia,con un patinete. Cuando llegó el tren nos montamos al lado, en el mismo vagón. Recuerdo que la niña se puso a mirar la carpeta de un chico que tenía al lado. Cuando llegué a mi parada, puede que fuera Alonso Martínez, nos bajamos muchísima gente, y según iba caminando pensando en mis cosas me pareció escuchar detrás mío una voz de mujer que decía algo de "Nikita". E inmediatamente me acordé de vosotras! y del blog, claro. No sé, quizás me equivoco pero estoy casi segura de que erais vosotras. Debería haberme dado la vuelta y saludaros!
La cuestión es que desde entonces volví otra vez a entrar en el blog y hasta ahora! He leído también tus blogs anteriores.
Te escribo desde Londres, donde llegué hace unos meses para intentar buscarme la vida que no puedo encontrar en España, y quizá también para hacer realidad ese deseo de conocer mundo, de ampliar horizontes, de conocer gente, culturas y lugares distintos que tan bien plasmas en tu blog.
Si te escribo es para decirte que te admiro y que has sido una inspiración para mí. Así que sigue así!
Y desearos mucha suerte a Nikita y a ti. Estoy segura de que todo os irá bien y que Nikita tendrá un legado con el que pocos niños pueden contar.

Un saludo desde Londres!