(des) organizado

2 nov. 2011

::: chicle :::



































Desde que llegamos hemos dejado atrás la adicción a la pacha (biberón), con gran pena por parte de la que escribe, hinchando a N con derivados de leche mientras le pinto las uñas. La adicción al chupete es un fenómeno de crecimieno exponencial, no hay remedio para semejante fenómeno, pero como ya dijo R. Jové fue idea mía meterle el tete en la boca un día ... para quitarle el chupete a tu pequeña hay que observarla y respetarla, susurra Jové a las 6.26 de la mañana... Me alegra saber que no son telenovelas el enganche de N a la pantalla semi-grande, sino esas pelis de dibujos que ve una y otra vez, campanilla y blancanieves, mamma mía, la de veces que habrán sido memorizadas y aprendidas (con antelación me grita "bruja mala" "tiene alitas" "mira es m(g)(r)uñon" mientras se incorpora o tumba en el sofá de tela amarilla porque el de tela cubre tapizado rococó de color naranja es para mamá).
Pero existe uno más, el nuevo enganche total de N, sabor fresa, mueve las muelas, hace bolita, ya no quiero más. El chicle llegó a nuestras vidas. Al igual que el chocolate puede ser un gran sustituto, el chicle es lo máximo para despegar el tete de su boca y eso, sr.Juez, es sin duda la gran noticia del día. Varias manifestaciones lógicas de la que escribe, que soy yo:
Si te metes chicle no te metes chupete. 
Si masticas chicle no puedes rumiar cual vaquita el tete. 
Chicle si, tete no. 
... y no lo vamos a negar, la cosa tiene su aquel!

Mientras tanto sigo enamorándome del país, de su fantástica gente. La gran suerte de tener un equipo local que funciona, que es independiente, que sabe trabajar, como el que existe en las bases de Hebron y Gaza. Preparo mi agenda del mes, enviamos las cartas de intención (2 de wash y food security) a ECHO en unos días, la PAC 3 de AECID esta casi lista, consolido mi visita a Gaza para (espero) la próxima semana, acompaño a Azizeh al grupo de género en Jerusalén, con mil cosas still por hacer: mapa de validación, tablita estrategia-programas-proyectos, contribution in kind, plan de visibilidad, cross cutting issues, ToR taller de cómics, etc, etc, bla, bla, bla. 

Este domingo comienza la festividad del Eid (la fiesta del cordero, sacrificio del animalito, para más info pincha aquí) y he pensado en irnos a Tel Aviv, a un hotel con piscina, hasta el lunes por la noche disfrutar de un millón de actividades para niños, de sol y playa, de paseos nocturnos entre bares y gente guapa. Te lo diré hoy, a eso de las 8 de la mañana, cuando ya no tengas legañas.

Te quiero, más que a nada, de forma tan incondicional que a veces me sorprende a mi misma, sonriendo ante tus rabietas, disfrutando de tus malas mañanas, de tu lucha incansable por ir en camiseta, de tus amores gatos, de tus vicios confesables, de noches malas lloro-que-te-lloro. Somos un equipo de a 2, y eso, no lo cambio por nada (ni nadie).