(des) organizado

31 oct. 2011

::: un paso más :::

La Unesco aprueba la adhesión de Palestina como Estado miembro

EE UU amenaza con dejar de financiar a la agencia de promoción de la cultura

El presidente palestino, Mahmud Abbas, en Doha. / K. JAAFAR (AFP)
La Conferencia General de la Unesco, reunida en París hasta el 10 de noviembre, ha votado este mediodía la adhesión de Palestina, hasta ahora con estatuto de misión observadora, como Estado miembro de pleno derecho. El ingreso, que ha contado con 107 votos a favor, incluido el de España, 14 en contra y 52 abstenciones, supone un paso más en el pulso palestino por integrar la ONU con las mismas condiciones. Estados Unidos amenaza con dejar de financiar a la agencia, lo cual equivale para la Unesco perder el 22% de su presupuesto. Para el Gobierno israelí, la decisión aleja la posibilidad de lograr un acuerdo paz.
Pese a la imposibilidad de encontrar un consenso europeo, algo que ha lamentado la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, en su intervención ante la Conferencia General, España cumplió con su promesa de votar a favor de la adhesión, al igual que Francia, que había manifestado sus reticencias por un proceso considerado prematuro. Rusia, China e India, también se han pronunciado a favor. Italia y el Reino Unido se han abstenido mientras que Alemania se ha sumado a Estados Unidos, Israel y Canadá en contra de la adhesión.
España y Francia han votado a favor del nuevo estatus ; Italia y Reino Unido se han abstenido. Alemania se ha pronunciado en contra
Al contrario de la ONU, donde la adhesión requiere el aval del Consejo de Seguridad en el que existe el derecho de veto, para entrar como Estado de pleno derecho en la Unesco un Estado necesitaba los dos tercios de la Conferencia General, el equivalente de la Asamblea General de la ONU, compuesta por 193 Estados miembros.
Para el ministro de Asuntos Exteriores palestino, Riyad al-Malki, que ha sido el encargado de defender la petición de adhesión en la Unesco, el ingreso marca un “momento histórico que le devuelve a Palestino ciertos derechos”. “La única vía hacia un Estado palestino debe pasar por negociaciones directas. No existen atajos y estimamos que los esfuerzos de los que hemos sido testigos hoy son contraproducentes”, ha explicado por su parte el embajador estadounidense ante la Unesco, David Killion.
“Se trata de una maniobra palestina unilateral que no traerá ningún cambio en el terreno pero que hipotecará un poco más las posibilidades de lograr un acuerdo de paz”, ha reaccionado el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí en un comunicado. “Esta decisión (…) pone nuevos obstáculos en la vía de la reanudación de las negociaciones”, añade. El embajador israelí ante la Unesco, Nimrod Barkan, ha advertido también que los países que votaron a favor perderán influencia sobre el Estado hebreo.
El pasado 5 de octubre, el Consejo ya votó a favor de que prospera la propuesta de adhesión, con una abrumadora mayoría de 40 de los 58 estados miembros. Tan solo cuatro –Estados Unidos, Alemania, Letonia y Rumania- votaron en contra, mientras que 14 de ellos –entre ellos España y Francia- se abstuvieron. Sin embargo, España indicó entonces que votaría a favor de la propuesta en la votación de hoy.
La adhesión Palestina le facilita el proceso al nuevo Estado miembro para pedir el reconocimiento como Patrimonio Mundial de la Humanidad algunos de los territorios palestinos ocupados por Israel, como Belén, Hebrón y Jericó. Pero sobre todo, marca una nueva victoria en su recorrido por su reconocimiento como Estado de pleno derecho en la ONU. El pasado 23 de septiembre, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, pidió oficialmente la adhesión plena en la organización internacional con sede en Nueva York. El Consejo de Seguridad, en el que Estados Unidos ya anunció que opondría su veto, tiene previsto examinar la solicitud el próximo 11 de noviembre.
La Unesco por su parte deberá renunciar al 22% de su presupuesto, unos 70 millones de dólares, dado que Washington ha anunciado que pondría fin a su contribución en caso de reconocimiento del Estado palestino. Dos leyes de principios de los 90 prohíben en efecto a Estados Unidos financiar agencias de la ONU que reconozcan plenamente a Palestina, mientras que no exista un acuerdo de paz con Israel. El Estado hebreo también ha anunciado hoy que cesaría su aportación a la Unesco, lo cual, sumado a la Estados Unidos, supondría para la agencia una pérdida de cerca del cuarto de su presupuesto.