(des) organizado

9 sept. 2011

::: el día de ayer :::





























será marcado con círculo rojo (rotulador punta gorda) en el calendario. 
el día después (que sin duda es hoy) en mi bandeja de entrada tengo un mail de Jose, fotógrafo del periódico Qué.
Lo pincho una vez huelo a café, se abre y en el encuentro fotos de N y de la que escribe, evidencia férrea que no fue sueño o nebulosa creciente en mi lado occipital.
Fue real, el día de ayer existió (y yo con el)!. 
Jose pasó por casa, conquistó a una N a base de dulzura con gotas de paciencia (la pequeña after visita pediatra no estaba en su máximo resplandor). Con peluche "Dumbo" a lo modus operandis pudo llamar su atención, nos hizo sentir divinas y nos retrató como lo que somos (se entienda o no), una familia, quizás una familia muy poco convencional (las madres solas cooperantes -on the top- seguimos siendo merecedoras del título, estimada cadena de radio que por ética no nombraré que sin duda hizo sentirme excluida de los parámetros establecidos con extremas raíces en los que viven una parte creciente de esta, nuestra sociedad -al contrario del trato maravilloso recibido por parte de la cadena SER-) . En estas 4 paredes re-viven, se respetan y se aman 2 miembros plenos, creando así un hogar, porque estemos donde estemos, seamos 2 o los adoptemos, Nikita y yo formamos una familia.
Las llamadas de teléfono a base de entrevistas que seguro se extendieron más de lo previsto (gracias por todo) me hicieron llegar a un colecho plena, rodeando a N con mis brazos, tocándole la frente por si hubiera décimas, besando, como cada noche, la palma de sus manos, ahí donde guarda la magia, susurrándole "mil gracias" porque su condición de hija me hace ser mejor madre, porque tenerla siempre a mi lado me hace crecer como persona, como ser humano, como esa mujer de aires alocados y piel blanca que ya no corre entre los lobos, que respiró tranquila el día que vió en los ojos de Nikita la certeza plena de saber quien era.
Imposible olvidar el día de ayer, gracias Acción Contra el Hambre por confiar en mí.