(des) organizado

6 may. 2012

::: Benito, el caballito :::


































































last news: tenemos caballito
de color blanco (tenía que ser blanco)
"como el de la barbie" dijo Romi, su profesora
"como el de la barbie mamá" repitió Nikita, todavía sin creer lo que estaba sucediendo.

y disfrutar de una expresión facial espero nunca olvidar, pues hubiera jurado escuchar pensamientos N:

voy de rosa, me encanta el rosa, y llevo casco, siempre llevo casco, en la bici, a caballito... espera, ¿pero que veo?... no puede ser, ¿un caballo blanco? si, eso es un caballo, SI, SI, tiene que serlo, vamos a ver, una dos tres cuatro patas, y una cola, y pelo suelto como a mi me gusta, como se llamaba ¿cricri? es precioso... ¿a ver? no, no huele mal, el camello huele fatal, el caballito no... a ese niño le han montado en el caballo negro, a mi me gusta el blanco, el es niño y va en uno negro, yo soy niña y voy en uno blanco (la aplastante lógica de N)... un segundo... espera, que ahí viene la profe... eeehhh... 

1, 2, 3 arriba.
eLLa - jinete
una talla XXS
con expresión facial suban a ver la segunda foto del post de hoy.
.... esto esta muy alto, pero llevo casco ¿donde me agarro? ¿mamá no sube? ...

a partir de ahí fue delicioso, Romi la profe es increíble
dieron muchas vueltas al circuito
con ejercicios:
- encima del caballo girar 360 grados y volver a sentarse en la silla
- tirar pelotas con mucha puntería que entren en cubo 
- ponerse de pie encima de la silla del caballo (no es broma)
- pasar por debajo de las piernas del caballo (tampoco es broma)
- pasear montados mirándole el culete al caballo
- pasear, digo, sin sillita, en su lomo, a pelo! wow!

y al terminar, darle de comer, asearlo, quitarle toooodo dentro de la cuadra, sin miedo (porque a esas alturas N ya le había dado una patada al miedo, se sentía segura, en esas 4 paredes, con Benito, ese caballo al que le había dado tanto besos y abrazos unos cuantos minutos atrás) ... 

Y le pregunté: "¿y como fue? ¿te gustó? ¿quieres volver?
y me miró, con esa cara que solo N sabe, esa que dice "pero mamá, ¿de verdad quieres que te conteste a algo tan obvio?"
ok, ok, entendí, volveremos, Benito, ahí prepárate!

pd: 
Romi, la profe, va a la universidad, estudia veterinaria... después, en la tarde, al salir de clase, viene corriendo a su parcela, da clases de equitación y prepara a muchos de sus alumnos para competir (wow) y ella también lo hace (última foto, ahí puedes ver Nikita toooodos los trofeos de Romi, bueno, no todos, imposible cuadrar una foto con toooodos sus premios) 
Pero ahí no acaba la historia de súper Romi, los fines de semana (los 2 días) también da clases, a infantiles y otras edades, y cuando le toca competir, compite y recupera las clases.
Y escucha bien N: 
lo que gana dando clases lo re-invierte para el cuidado de sus caballos, en su hobbie, en su pasión.
Ella me dijo que la equitación, el valor fundamental, es la responsabilidad, te regala concentración y disciplina, seguridad en uno mismo. 
Oírla hablar fue para mí decisivo para tomar una decisión.
Gracias Romi por esos minutos de gloria que toda madre desea escuchar, el próximo domingo, aquí nos tendrás!