(des) organizado

26 jun. 2011

::: Nancy Friday :::

IMG_1590

retomo las páginas del libro "mi madre/yo misma" de N. Friday comprado en Chile, navidad del 2009.

Lo retomo, digo, pues necesito encontrar una respuesta que contribuya al descubrimiento de mi / su propia identidad y N. Friday responde, olalá, a cada una de mis dudas.
Hay párrafos en su libro que ya son célebres, grabados y memorizados por mi lado occipital, a base de leer, subrayar y doblar el canto de la hoja. 

Página 93 "... Cuando en un arrebato afectuoso le digo a mi hija: ¡te quiero mucho Katie!, ella siempre me pregunta por qué, exactamente igual que podría preguntarme en ciertos momentos por qué estoy enfadada. No creo que baste con responder a eso: Te quiero porque eres mi hija. Esto da a entender que ninguna otra persona, a parte de su madre, puede quererla. Pero si yo digo que la quiero porque es una niña brillante o divertida y que hemos pasado juntas una tarde inolvidable, entonces ella aprende algo nuevo. Es una especie de poder. La chica sabe ahora que por ese camino puede llegar hasta otra persona y que surja el amor entre las dos... Se ve como un ser afectivo, capaz de inspirar amor, y no solo porque sea mi hija. No recuerdo haberme dirigido una sola vez a mi madre para preguntarle por qué me amaba o por qué estaba enojada. Era una especie de misterioso don que mi madre podía ceder o retirar..." 

N. Friday me advierte, una mañana más, que criar una hija de manera que llegue a ser una persona autónoma, en posesión de una identidad sexual, constituye una labor para la cual pocas son las mujeres que se hallan preparadas, a causa de que nunca ocurrió nada semejante en sus vidas. 

Pero si hay algo que N. Friday me susurra cada día es que "No hay ninguna historia que cambie para las mujeres mientras cada una no se enfrente con la propia"