(des) organizado

16 nov. 2010

::: cama 1 - colecho 0 :::

IMG_7388IMG_7383IMG_7378IMG_7377IMG_7381

Llegó la cama de N.
A la hora prevista, con el hombre monta-camas previsto.
De cuarto no-cama a cuarto con-cama, lo que tarda un suspiro.
Con barrotes blancos, tan blancos que atrapan pesadillas (nocturnas) y sonrisas (diurnas).
No hubo tarde-de-juegos-en-parque porque hubo tarde-de-juegos-en-cama.
Y su cara.
Ver su cara.
Una cara-cama, ojos-cama, piernas-cama, sonrisa-cama.
El mejor regalo: 4 patas y un colchón.
(y una lámpara)
(con abu)
(un lunes de noviembre)

Comiendo jamón serrano, en mesa-cocina ante un picnic improvisado, minutos más tarde, N habló.
masticó primero. tragó después. y entonces sucedió.
eLLa dijo: ¨mamá nunu (duerme) allí¨ señalando con dedo índice la dirección de mi cuarto. ¨(n)ikita nunu (duerme) allí¨señalando con dedo índice la dirección de su cuarto.

Y allí quedó lo que queda de una mamá alborotada, rondando los 35, entre feliz y nostálgica, con deseos infinitos de colecho, sabiendo de antemano que en N-cama no caben 2 y que sólo gato-peluche podrá sentir su respiración a partir de ahora. Pero aceptó. La que escribe, que soy yo, aceptó.

N durmió sola. En su cuarto. En cama con barrotes blancos, tan blancos que atrapan pesadillas (nocturnas) y sonrisas (diurnas).

***

pd: google: El colecho se practicó ampliamente hasta el siglo XIX en Europa hasta que las casas comenzaron a tener más de un dormitorio y los niños su propia cama.